A pecho descubierto

Nunca te hablo de eso, me siento segura en nosotros pero insegura en mí. 

Me matan las ganas de hablarte, pero los dardos helados me cruzan la cara cada vez que lo intento. Me matan las ganas de verte, dejar esos dos metros para convertirlos en dos milímetros pero mi miedo a que lo notes todo aparece. Me matan las ganas de decirte la verdad, pero mi miedo a no ser suficiente aparece. Mi miedo a caerme del limbo donde me tienes flotando, en ese espacio infinito, lleno y vacío a la vez dentro de tus ojos.

Necesito hablar contigo, y no hacerlo nunca de lo prohibido porque ya no exista. 

11 comentarios:

  1. Siempre digo que el amor es para valientes, sentir miedo siempre paraliza y nos impide disfrutar de la cosas mas lindas de la vida.
    Y que lo prohibido no exista.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hay que atreverse! No lo dudes, te lo dice una abuela que ya tiene muchos años vividos! Siempre hay que atreverse,para no quedarse con el típico" y si hubiera...." eso es matador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Prohibido prohibir y prohibirte a vos misma.

    Abrazo grande, Né.

    ResponderEliminar
  4. porque no hay nada prohibido aparece y luego se fue todo al carajo

    ResponderEliminar
  5. Que se deshaga el miedo que limita todo.

    Precioso leerte. El dibujo muy bueno.

    ResponderEliminar
  6. Atrévete y vence el miedo...
    Abracitos preciosa.

    ResponderEliminar
  7. El miedo nos paraliza. Me ha encantado, Né!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  8. La palabra prohibido debería quitarse de la RAE...
    No hay nada imposible en la vida. Vence la adversidad !!!

    saludos, Né y feliz domingo.


    ResponderEliminar
  9. Debemos vencer ese miedo a decir lo que sea que quisiéramos decir
    Nada debería estar prohibido
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Lo que no se dice se queda atravesado.

    Saludos, Né.

    ResponderEliminar