La noche eterna

Fue aquella noche y ninguna otra, la que llevo a cuestas y cada 27 celebro el aniversario, a escondidas, en secreto. Fue aquella noche y ninguna otra en la que pienso cada noche, clavada en las costillas como navajazos, y ya son 59. 

No quedaban más noches que aquella noche, estaban todas allí juntas expentantes por el deseado encuentro. Todas las horas murieron condenadas por cada suspiro, por cada espera que al final mereció la pena. El encuentro de dos mundos detenidos e ingravidos.

No hubo noche igual... estaban todas allí, casi un año esperando a que esa llegara, en aquella habitación en la que nunca amaneció, aquella noche eterna en la que todas las otra noches se rindieron por la imposiblidad de competir contra la eternidad que me brindó tu piel y cada beso.

16 comentarios:

  1. Hermoso relato, Né. Un solo momento nos puede marcar para toda la vida, cuanto más una noche!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  2. Hay noches que nos precintan en toda la vida.
    Más si de ella la transformamos en alba rociera
    todo se transforma. Por lo tanto no almacenes esa
    energía potencial, haz que sea cinética y aportará
    esa solución en función de la cuántica.

    Saludos Né y feliz jueves !!!

    ResponderEliminar
  3. Hola NE!
    Tanto tiempo, me alegro volver a leerte, hermosos recuerdos tan apasionados como inolvidables.... esos momentos son los que hay que atesorar, eternamente!!
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pasen la próxima, júntense... al fin y al cabo es la misma noche.

    Abrazo hasta vos, Né. (extrañé leerte)

    ResponderEliminar
  5. Qué alegría volver a leerte! Una entrada triunfal después de tanto tiempo.
    Es una delicia este amoroso y nostálgico relato,tan íntimo y personal.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! Hermoso texto, hasta casi diría que melancólico, a veces ese momento con la persona que tanto querías te deja esa marca toda la vida tanto si fue buena como mala. Un placer leerte y haber descubierto tu blog 🖤 que por supuesto me quedo como tu nueva seguidora para seguir leyéndote 💖 si gustas visitarme mi blog es http://plegariasenlanoche.blogspot.com/

    Un beso enorme desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar
  7. Hay noches eternas que permanecen eternamente en el recuerdo...Hermoso texto querida Né. Abrazos con cariño.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Né.
    Es un texto "oscuro". Igual mi perspectiva no es la acertada o me lleva mi natural misticismo, pero esa noche, la única, la que irremediablemente ha de llegar es... eterna.
    Sea como sea, tu texto es precioso.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Hermosa noche para revivirla en el pensamiento y en la piel.
    Una delicia su lectura.

    ResponderEliminar
  10. Hay noches que se quedan así, clavadas en el alma.

    Saludos, Né.

    ResponderEliminar
  11. Hola,
    Me ha parecido un excelente relato, muchas gracias por compartirlo con nosotros.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Esa noche vino para quedarse por siempre en su vida.

    Abrazos Né.

    ResponderEliminar